Archive for the ‘5-6 (Normal)’ Category

Spira 2.006

23 junio 2009
 

Bodega: Marqués de Casa Pardiñas

País: España
Región: Vinos de la Tiera Norte de Granada

Añada:  2.006

Tipo: Vino Tinto

Varietal: Tempranillo (65%), Cabernet Sauvignon (32%) y Merlot (3%)

Barrica: 12 meses de crianza en roble americano,francés y lituano. Grano: medio y Tostado: medio 

Alcohol: 13 grados

Precio: 22 € en tienda + IVA

Visual: Color rojo picota de capa alta con ribete granate. Cubierto. Lágrima densa. 

Olfato: Frutos maduros con notas de mineralidad que comienzan a desvelar su carácter misterioso.Es un vino para entretenerse con él. Paladearlo, disfrutar de él.  La madera está, pero no destaca, complementa la carga frutal y la mineralidad del terruño. A medida que se airea en copa aparecen notas de chocolate, café. 

Boca: De entrada potente, lo primero que hace es llenar la boca con su glicérico. Untuoso, cremoso. De sensaciones profundas en boca. Muy equilibrado. Tanino potente, limado y acidez refrescante huyendo del exceso. Suficiente. Dulce y goloso en boca. Muy completo.

Destacar la marcada personalidad del vino. Un priorato elaborado en Granada, en terrenos y altitudes excepcionales con los que se consigue este Gran Vino: SPIRA 2.006

Anuncios

Edra Merlot/syrah 2.005

19 mayo 2009

Bodega: Bodega Edra
País: España
Región: Ribera del Gállego/ Cinco Villas. Ayerbe (Huesca)

Año: 2.005

Tipo: Tinto
Varietal: Merlot (65%), Syrah (35%) y Cabernet Sauvignon (5%)

Alcohol: 13.5º

Precio: Aprox. 13€

Visual: Rojo picota, ribete granate de capa alta. Lágrima densa y fina sin tintar copa.

Olfativa: Frutos maduros, achocolatados y especiados de la madera.

Boca: Suave paso en boca en un vino muy equilibrado. Tanino presente pero limado, goloso (muy rico y estructurado) y acidez justa que invita a beber (refescante). Suavidad y terciopelo del Merlot muy bien combinado con la frutosidad de la syrah. Vino muy completo.

Destacar como curiosidad el batonnage y la fermentación con sus lías (finas) ;-).

Por cierto, recomiendo acercarse a los “Mallos de Riglos”. Merece la pena verlo.